¡Conocimiento y Experiencia en Compliance!

TOMARÁ OTROS 132 AÑOS CERRAR LA BRECHA GLOBAL DE GÉNERO

por | Jul 28, 2022 | Blog, Mujeres en compliance. Perspectiva de género | 0 Comentarios

La paridad de género no se está recuperando, según el INFORME GLOBAL DE BRECHA DE GÉNERO 2022[1] que el Foro Económico de Davos elabora anualmente desde hace 16 años. El índice global de brecha de género, en el que un porcentaje del 100 por ciento significaría paridad total entre géneros y un 0 por ciento disparidades completas, se sitúa en 2022 en el 68,1 por ciento.

Esta es una ligera mejora con respecto al informe de 2021, cuando se determinó que faltaba 136 años para la paridad, pero el impacto y el legado de la pandemia de COVID-19 siguen siendo significativos. Antes de COVID-19, la brecha de género se cerraría en un siglo.

«Corremos el riesgo de desandar el camino de las últimas décadas de forma permanente y perder los rendimientos económicos futuros de la diversidad», afirmó al presentar el informe la directora general del WEF, Saadia Zahidi.

A medida que las crisis se agravan, los resultados de la fuerza laboral de las mujeres se ven afectada y el riesgo de que la paridad de género mundial retroceda se intensifica aún más. Entre alrededor de 150 países, solo el 20% ha logrado reducir la brecha en al menos un 1%.

En 2022, en medio de crisis compuestas y de múltiples niveles, incluido el aumento del costo de vida, la pandemia en curso, la emergencia climática y los conflictos y desplazamientos a gran escala, el progreso hacia la paridad de género se está estancando. A medida que los líderes abordan una serie cada vez mayor de conmociones económicas y políticas, el riesgo de reversión se intensifica. No solo millones de mujeres y niñas están perdiendo acceso y oportunidades en la actualidad, sino que esta interrupción del progreso hacia la paridad también es una catástrofe para el futuro de nuestras economías, sociedades y comunidades.

El informe anual examina cuatro métricas principales de la paridad de género: participación y oportunidad económica, logro educativo, salud y supervivencia, y empoderamiento político.

global gender report 2022La participación política (parlamentarios, ministros y jefes de Estado según género) es donde la brecha es mayor, (22 por ciento) lo que se traduce en que la presencia de hombres en puestos ejecutivos es casi cuatro veces mayor que el de las mujeres. Incluso en Europa la tasa es relativamente baja (39,8 por ciento), mientras que se sitúa en torno al 15 por ciento o por debajo de ese porcentaje en zonas como Asia Central, Asia Oriental, Medio Oriente o el norte de África. Un problema que al ritmo actual tardará 155 años en solventarse.

En participación económica (igualdad salarial, presencia en la población activa, trabajadores especializados…) el índice es también relativamente bajo, del 60,3 por ciento y el Foro Económico Mundial calcula que faltan 151 años para conseguir la paridad. La paridad entre hombres y mujeres en los campos económico, político, educativo y sanitario continúa avanzando en el mundo, aunque a un ritmo demasiado lento.

En el campo educativo (tasas de alfabetización y escolarización según género) se está más cerca de la paridad, con un subíndice del 94,4 por ciento, aunque el informe calcula que aún quedan 22 años para lograrlo. A nivel educativo, el estudio de WEF apunta que las mujeres siguen estando sobrerrepresentadas en los estudios superiores relacionados con la educación, la salud y el bienestar, pero están infrarrepresentadas en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

En lo referente a salud y supervivencia (esperanza de vida y porcentajes de hombres y mujeres al nacer) la tasa es la más alta (95,8 por ciento) y por lo tanto la brecha es menor, aunque el informe advierte que en este campo ha habido un retroceso general que podría producir una reversión.

El informe estudia entre otros aspectos la presencia de mujeres en puestos de liderazgo en empresas e instituciones, indicando que la paridad casi se alcanza en organizaciones no gubernamentales e instituciones (47 por ciento de mujeres en puestos de liderazgo), educación (46 por ciento) o servicios sociales (45 por ciento).

En otros campos las cifras son muy inferiores: en empresas energéticas, por ejemplo, sólo un 20 por ciento de las posiciones de poder están en manos de mujeres, y ese porcentaje ni siquiera se alcanza en sectores como el de infraestructuras o el industrial, de acuerdo con las estadísticas presentadas por el informe.

¿Quiénes son los mejores países?

global gende report 2022

En 2022, la paridad de género en la población activa se sitúa en el 62,9%, el nivel más bajo registrado desde la elaboración del Índice.

Islandia es, por decimotercer año consecutivo, el país con mayor igualdad de género en el mundo, seguido por otras dos naciones nórdicas (Finlandia y Noruega) y a continuación por Nueva ZelandaSueciaRuandaNicaraguaNamibiaIrlanda y Alemania.

Francia ocupa el puesto 15º de una lista de 146, España el 17º y Estados Unidos el 27º, en una clasificación donde llama la atención la baja posición de muchos países asiáticos.

América Latina y el Caribe ocupa el tercer lugar entre todas las regiones, después de América del Norte y Europa, en el índice general. La región ha cerrado el 72,6% de la brecha de género, un aumento de casi 0,4 puntos porcentuales desde la edición anterior. Con base en el ritmo actual de progreso, América Latina y el Caribe cerrará su brecha de género en 67 años. Seis de los 22 países indexados en esta edición mejoraron su puntaje de brecha de género en al menos 1 punto porcentual. Entre ellos, Perú, Guyana y Chile son los que más han mejorado sus puntajes de paridad de género. Por el contrario, países más poblados como Brasil, México y Argentina mostraron un ligero estancamiento en las puntuaciones.

En el extremo inferior del desempeño regional, Barbados, Belice, El Salvador, Honduras y Colombia disminuyeron sus puntajes. Esta divergencia en el desempeño luego informa la clasificación regional general, donde Nicaragua, Costa Rica y Barbados ocupan los tres primeros lugares de la región, mientras que Brasil, Belice y Guatemala ocupan los puestos más bajos.

El impacto y el legado de la pandemia de COVID19 siguen siendo significativos. Antes de COVID-19, la brecha de género se cerraría en un siglo. En 2022, la paridad de género en la población activa se sitúa en el 62,9%, el nivel más bajo registrado desde la elaboración del Índice.

Los invitamos a leer este breve informe para reconocer la situación actual de las mujeres en el mundo.

#género #economía #brechadegenero #igualdaddegénero #igualdadsalarial #desigualdad #wef #covid

[1] https://www.weforum.org/reports/global-gender-gap-report-2022/

También le puede interesar

Odebrecht y su efecto en el grupo AVAL: Vínculo entre Corrupción y Transparencia Corporativa.

Odebrecht y su efecto en el grupo AVAL: Vínculo entre Corrupción y Transparencia Corporativa.

La corrupción emerge como una sombría amenaza que socava la esencia misma de la ética, afectando directamente el engranaje del gobierno corporativo a nivel local y regional. La crisis de corrupción vinculada a Odebrecht se erige como un suceso de resonancia global, dejando una impronta en 11 naciones latinoamericanas y 3 africanas. La envergadura de este acontecimiento rebasó toda previsión, llevando consigo condenas que alcanzaron a figuras prominentes en la región, incluyendo al expresidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, al ex vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, y al expresidente de Panamá, Ricardo Martinelli, entre otras destacadas figuras políticas. Sus raíces profundas plantean cuestionamientos sobre la integridad a decisiones adoptadas por aquellos involucrados.

El Índice de capacidad para combatir la corrupción en América Latina: países que retrocedieron en 2022

El Índice de capacidad para combatir la corrupción en América Latina: países que retrocedieron en 2022

El informe, Índice de Capacidad para Combatir la Corrupción (CCC) fue publicado recientemente en forma conjunta por Control Risks y la Américas Society/Council of the Americas (que publica AQ), que en lugar de medir los niveles percibidos de corrupción, el Índice CCC evalúa y clasifica a los 15 países de América Latina en función de la eficacia con la que combaten la corrupción. Se considera que los países con una puntuación más alta tienen más probabilidades de que los actores corruptos sean enjuiciados y sancionados.

0 comentarios

Enviar un comentario

SUSCRÍBasE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRÍBasE A NUESTRO NEWSLETTER

Registre su correo y le mantendremos informado sobre noticias de lo que sucede en América Latina, artículos sobre compliance y sobre las próximas ediciones

Felicitaciones!! Se ha registrado satisfactoriamente!!